domingo, 14 de febrero de 2010

Mi universidad TAMBIÉN corre peligro - Elecciones Universitarias

***Esta nota fue publicada originalmente el 15/05/2009

Pues fíjate, compañero Boris, que mi universidad se parece mucho a la tuya, y por eso también corre peligro.

En mi Universidad, la academia es el centro de la sociedad. Son tantos sus aportes de toda índole, que todo el colectivo siente la universidad como suya y la defiende a toda costa.

Mi Universidad es pertinente en todas sus actividades; la docencia y la investigación están enfocadas en áreas de urgente desarrollo para el país. Por esto, el desarrollo Tecnológico, económico y social que la universidad genera han acelerado el mejoramiento de la calidad de vida de todos los venezolanos.

En mi Universidad, se forman profesionales integrales, por lo que los estudios generales no son vistos como un relleno en los planes de estudios. Por el contrario, mi universidad considera tan fundamental que sus estudiantes y egresados tenga conciencia política - con "P mayúscula", como dicen por ahí - y social que crea programas de formación humanística, que se actualizan constantemente y sensibilizan a la comunidad universitaria.

En mi Universidad, el servicio comunitario no es visto como un trámite para graduarse, sino más bien como una OPORTUNIDAD para retribuirle a la sociedad TODAS LAS OPORTUNIDADES que se le han presentado a sus estudiantes. El hecho de haber tenido una educación primaria y secundaria de calidad, y una educación universitaria del mejor nivel en el país hace a los estudiantes y los egresados de mi universidad conscientes de que tienen una DEUDA y una RESPONSABILIDAD SOCIAL enorme.

Los profesores de mi universidad están conscientes de que la excelencia no significa aplicar examenes imposibles, y reprobar a la mayor cantidad de estudiantes. Los profesores están conscientes de que su labor es la transmisión de conocimientos, y que éstos deben estar actualizados y ser pertinentes para el desarrollo de la nación.

En mi Universidad, y disculpa que repita algo que ya tu dijiste, no se despretigia abiertamente a un candidato sólo por un rumor. En mi universidad se vota por el profesor que más comparta la visión del estudiante, el profesor o el egresado de la universidad del futuro. En mi universidad, se presume la buena fé de los candidatos, y no se asume a priori que tienen agendas ocultas.

Finalmente, los egresados de mi universidad no están buscando desesperadamente irse a vivir al exterior; por el contrario, van al exterior a complementar o actualizar su formación profesional PERO REGRESAN a Venezuela porque ESTÁN CONSCIENTES - sí, lo voy a repetir - de la inmensa deuda y responsabilidad social que tienen.

Mi universidad también corre peligro, y espero que tú me ayudes a defenderla y a construir, entre todos, la universidad que queremos. Puedes empezar por algo tan sencillo como votar CONSCIENTEMENTE el próximo 21 de mayo.

Si leiste esto, muchas gracias, y también disculpa el título amarillista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada