domingo, 2 de mayo de 2010

Esto te puede parecer totalmente off-topic... Qué opinas del precio de la gasolina en Venezuela?

Paréntesis: No sé si lo he dejado claro con anterioridad: lo expresado aquí es la opinión de un estudiante de ingeniería aficionado a la política. Es de esperarse que haya lagunas y frases que puedan parecer medias verdades para un lector bien informado. Fin del paréntesis.

El precio de la gasolina en Venezuela ha sido desde hace un par de décadas una variable política. Hay alguna especie de asociación, en algún nivel, entre los paradigmas "Venezuela es un país rico", "Venezuela es un país petrolero" y por eso "la gasolina debe ser barata para todos". Esto lo he percibido en personas de todo estrato social y de casi cualquier tendencia ideológica, incluídos los "yo no me meto en política... Asco".

Es un hecho que en Venezuela la gasolina se paga con monedas, el cambio de alguna compra anterior, los billetes de baja denominación que se encuentra uno en un bolsillo de un pantalón lavado o debajo de la alfombra del carro. Su costo es despreciable si se le compara con el de países vecinos, que también están en desarrollo y con un ingreso per cápita en términos reales inferior al de Venezuela. Esto genera un enorme tráfico ilegal de combustible por las extensas fronteras terrestres y marítimas del país. Aún si el desproporcionado subsidio a la gasolina (que llega al 95% si se compara con la venta a USA y hace que PDVSA pierda anualmente el equivalente al PIB de Kirguistán) favoreciera a la población, está también favoreciendo a los traficantes de combustible, y es posible que cree focos de violencia en la frontera.

Ahora bien, un precio tan bajo deja un margen de comercialización mínimo que no permite cubrir los costos operativos de una gasolinera, y que desincentiva cualquier inversión en el sector. Por eso cada vez el horario de las estaciones de combustible es más reducido y se encuentran en peores condiciones, con la notable excepción de las que opera PDVSA, de nuevo gracias al subsidio. A mi parecer este precio es una rémora que impide un mayor crecimiento económico del país. Es evidente que el precio no se puede ajustar al promedio internacional, ya que la inflación que esto generaría arruinaría el poder adquisitivo de los venezolanos. Estudios serios que he leído anteriormente establecen que su precio se debe multiplicar por 4 ó por 5 en un período de un año.

El hecho de que la gasolina sea tan barata hace que todo el que pueda se mueva por la ciudad en vehículo propio. En Caracas por ejemplo, alrededor del 20% de los transeúntes lo hacen, generando aún más tráfico y dificultando la implementación de mejores políticas de transporte público.

El precio de la gasolina y el problema del tráfico y el transporte público son un problema estructural, que requerirá largo tiempo para solucionarse, cuando la bandera de los planificadores económicos sea el crecimiento del país y del ingreso real de la población y no el populismo.

Preguntame lo que quieras / Ask Whatever you want to

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada